EL TALLER- ÁMBITO IMPERTINENTE-

Me gusta mucho cuando Malaguzzi describe al taller como un ámbito impertinente, subversivo y revolucionario. A qué negarlo, me siento cómoda en un lugar así! La tallerista concebida por Loris debía serlo, pensad en una persona insertada en un espacio educativo sin ser educadora, con una fuerte formación y / o vocación artística, actuando como catalizador de procesos estéticos. Sigue leyendo