Ya sabéis que nos encantan las partes sueltas porque ofrecen a los peques la posibilidad de expresarse, jugar y desarrollar su creatividad con objetos no estructurados y sin un fin determinado que ellos acaban estructurando. En ésta, ésta y esta otra entrada os dimos varias ideas sobre partes sueltas. Hoy os mostramos otra idea muy sencilla con un objeto que aparentemente tiene otro uso y seguro tenéis por casa o podéis localizar fácilmente. Rulos, simplemente unos rulos para el pelo. En una de nuestras visitas al bazar, compramos varios paquetes de rulos que tienen en el exterior una tela parecida al velcro y permiten que se peguen unos contra otros, aunque no demasiado. Preparamos una cesta con los rulos y listo. Tengo que confesar que me hubiera encantado poner muchos más, una instalación enorme de rulos, pero la casa tiene unas dimensiones finitas ;-) Entonces, ¿qué pasaría si 2 niñ@s (de 3 y 7 años) se encuentran esta cesta preparada y se les invita a jugar con ella?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies