Hemos estado unos días sin el retroproyector en casa y teníamos tantas ganas de volver a disfrutarlo que cuando los peques lo vieron de vuelta se lanzaron como locos a por él. Pensando en qué podía proponerles que no requiriese de grandes preparativos recordé esta idea que quería probar hace tiempo. ¿Jugamos a ser una pantalla? La respuesta lógicamente fue "-¡¡SI, SI...!!" Y aquí está la propuesta ;-) Rápidamente preparé un par de bandejas con cosas que tenemos por casa, y que os he enseñado ya varias veces. Unos objetos traslúcidos y otros opacos:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies