Os proponemos una invitación muy adecuada para experimentar el cambio de estado del agua con elementos de andar por casa. Preparamos un bloque de hielo con flores, hojas o frutos y lo presentamos con agua, sal y utensilios que permitan romper el hielo. Podéis usar un martillo, una jeringuilla con agua, una pistola de agua, o lo que tengáis a mano. Para preparar el bloque de hielo simplemente llenamos un recipiente con agua, introducimos los objetos que deseemos y lo dejamos en el congelador unas horas. Os recomendamos utilizar un recipiente que no sea muy alto y que sea más ancho por donde desmoldaréis el bloque para que sea más fácil. Si utilizáis un frasco alto de cristal os costará bastante soltar el bloque de hielo. Un cuenco bajito, en cambio, os servirá perfectamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies