Hoy toca una entrada complicada, de esas que pueden generar controversia pero que realmente esperamos genere debate y reflexión interna. Vamos a hablaros sobre la creatividad y el dibujo, porque el dibujo puede ser otro de los 100 lenguajes del niño ¿verdad?. Y vamos a hacerlo no sólo desde la mirada de Reggio porque tanto Carolina como yo somos unas apasionadas de las pedagogías respetuosas y creemos que puede haber varias ideas válidas. A estas alturas seguro que muchos de vosotros conocéis ya enfoques o líneas pedagógicas que apuestan por el respeto al niño en diferentes aspectos como la introducción de la alimentación complementaria, la libertad de movimiento, el uso de materiales para fomentar el auto-aprendizaje… ¿Pero y qué pasa con la creatividad? ¿La tenemos presente? ¿Realmente respetamos los ritmos creativos del niño? ¿Dejamos que el niño desarrolle su propia creatividad, a su ritmo, sin juicios externos, sin elogios, sin intervención….?  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies