Llevaba tiempo dándole vueltas a esta idea para seguir hablando con los peques sobre los reflejos, la luz y el color, así que aprovechando que ahora los días son más soleados pensé que sería un buen momento. Hemos jugado muchas veces con la luz usando materiales que reflejan su propio color y forma, pero pocas veces hemos dibujado lo que queremos reflejar y la verdad es que la experiencia es interesante. Los únicos materiales que se necesitan son unos cristales y unos rotuladores para pintar cristal. Nosotros usamos unos marcos de fotos (a los que quitamos la parte trasera para que dejasen pasar la luz) y unos rotuladores permanentes de colores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies