¿JUGAMOS A SER UNA PANTALLA?

Hemos estado unos días sin el retroproyector en casa y teníamos tantas ganas de volver a disfrutarlo que cuando los peques lo vieron de vuelta se lanzaron como locos a por él. Pensando en qué podía proponerles que no requiriese de grandes preparativos recordé esta idea que quería probar hace tiempo. ¿Jugamos a ser una pantalla? La respuesta lógicamente fue «-¡¡SI, SI…!!» Y aquí está la propuesta 😉

Rápidamente preparé un par de bandejas con cosas que tenemos por casa, y que os he enseñado ya varias veces. Unos objetos traslúcidos y otros opacos:

Después saqué una camisa y una camiseta blancas de mi armario y listo. Lógicamente les quedaban enormes así que remangamos un poco las mangas. Podría haber cogido unas camisetas suyas pero quería que las prendas les cubriese la mayor parte del cuerpo para que «la pantalla» fuese más grande así que cuanto más largas  mejor.

La verdad es que están tan acostumbrados a usar la caja de luz y el retro que no hizo falta decirles nada. Empezaron a coger los objetos y a jugar libremente con ellos.
En esta foto podéis ver cómo la peque jugaba a coger por la pared los objetos que su hermano colocaba sobre el retro. Él movía el pez por el retro y ella se volvía loca para cogerlo en la pared :-))

Mientras jugaban les pregunté si se habían fijado en sus ropas y entonces se dieron cuenta de que efectivamente su ropa era una pantalla y lo mismo de la pared se reflejaba perfectamente sobre ellos. En otras ocasiones llevábamos prendas de colores y el efecto no había sido tan claro así que esta vez era diferente. Empezamos a hablar sobre ello y sobre qué otros tipos de pantallas conocíamos, las del cine por ejemplo.

Poco a poco empezaron a incorporar más y más objetos al cristal del retro

y a ponerse delante de él para «disfrazarse «. «-Tienes un círculo amarillo en la tripa» o «-Pónme más por la espalda…». «-Espera, mejor en esta posición», «-Salta, salta»

Aprovechamos por supuesto para apreciar cómo el pequeñín se volvía enorme con la proyección y parecía un monstruo, a buscar combinaciones de objetos «corazón rojo-pez-llave», «círculo verde-pinza-mariposa» pero esas ya son otras historias 😉

¿Qué os parece? ¿Os animáis a sacar las camisas del armario y a reflejar sobre vuestros propios cuerpos?. ¿A colocaros objetos unos a otros? ¿A formar una figura grande con vari@s niñ@s? Seguro que surgen miles de ideas divertidísimas.
Podéis proyectar también imágenes o fotografías que tengáis por casa o en la escuela.

Elena.

 

6 Comments
  • Comunida ARY, Arequipa, Perú, inspirados en la filosofiía de Reggio Emilia.
    Posted at 10:55h, 10 junio Responder

    Linda propuesta, sobre todo intentar crear nuevor retos, con nuevos materiales, gracias!

    • Inspirados
      Posted at 06:28h, 17 junio Responder

      Gracias, Linda. Nos encanta que os inspiren las ideas.

  • Carina Cisneros
    Posted at 00:40h, 13 abril Responder

    Execelente propuesta!!!!

    • Inspirados
      Posted at 07:23h, 24 abril Responder

      Gracias, Carina

  • Solange rojas
    Posted at 22:37h, 14 noviembre Responder

    HERMOSOS SUS CENTROS EDUCATIVOS EN ECUADOR NO HAN PENSADO PONER UN CENTRO. SERÍA EXCELENTE PARA NUESTROS HIJOS

    • Inspirados
      Posted at 05:25h, 16 noviembre Responder

      En Ecuador tenéis Red Solare, que es la Asociación Latinoamericana inspirada en Reggio Emilia. Puedes consultar este enlace para ampliar la información:
      http://www.redsolareecuador.com/

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies