¿PUEDES CERRAR UNA PIÑA ABIERTA?

Después de los anteriores experimentos que tanto os gustaron sobre por qué las hojas cambian de color en otoño y los colores de la lombarda, hoy traigo una nueva idea en forma de invitación para continuar observando la naturaleza este otoño y los cambios que se producen en ella. La idea es es muy sencillita de preparar y de realizar, así que vale para todas las edades. Al menos el juego, encontrar una explicación dependerá más de la edad.

Seguro que en vuestras mesas de otoño o invierno habéis incluido ya piñas, quizás incluso las habéis utilizado para alguna actividad artística con pintura, masas, lana…. ¿Os habéis fijado cómo estaban las piñas cuándo las recogisteis del suelo, abiertas o cerradas? ¿Y cuando las llevasteis a casa o a clase? ¿Y al cabo de los días? ¿De qué depende que una piña esté abierta o cerrada? ¿Podemos hacer que una piña se abra o se cierre? ¿Se abre y se cierra cuando ella quiere…? Esta es la invitación de hoy, invitar a los peques a cerrar una piña abierta, y después a abrirla de nuevo. ¿Seremos capaces? ¿Y encontraremos una explicación…?

Sigue leyendo

¿POR QUÉ LAS HOJAS CAMBIAN DE COLOR EN OTOÑO?

¿Os apetece una nueva invitación para este otoño que os ayude a mantener viva la curiosidad de vuestros niños y vuestras niñas, a apreciar el entorno que nos rodea y sus cambios, a fijarse en los detalles…?

Hace unos días hablábamos del experimento con lombarda y hoy quería proponeros que exploréis el color de las hojas y habléis de por qué las hojas de algunos árboles cambian de color en otoño.

Estamos acostumbrados a observar cómo se caen las hojas de los árboles caducos en esta estación del año pero quizás no nos paramos tanto a apreciar cómo esas hojas van cambiando poco a poco de color con el paso de las semanas. Cogemos las hojas del suelo y hacemos manualidades con ellas pero ¿alguna vez nos preguntamos por qué están cambiando de color? Esa es la idea que persigue este experimento y ésta es la invitación (un poco guiada para mi gusto) que preparé con ella. Espero que os guste.

Sigue leyendo

EXPERIMENTO CON LOMBARDA

En el hemisferio norte estamos ya en otoño y seguro que en muchas casas y escuelas habéis preparado ya un pequeño rincón sobre el otoño y estáis pensando en hacer creaciones con hojas y piñas.
¿Qué os parece si este otoño hacemos algo un poco diferente y exploramos la ciencia? La propuesta de hoy consiste en realizar un experimento con lombarda, una de las verduras de otoño-invierno que empieza a verse ya en las fruterías. Incluir en nuestro día a día alimentos frescos de temporada para comer o para experimentar es otra manera de diferenciar unas estaciones de otras y puede ser muy divertido.
Empezamos…

Sigue leyendo

COMPOSICIONES Y SIMETRÍAS

Hace unos días fue el cumpleaños de mi niña y, como siempre le han gustado mucho los caleidoscopios y las mándalas, cuando vi Kaleidograph Crystal pensé que podría gustarle. Al principio no le llamó mucho la atención pero en cuanto empezó a usarlo le encantó y le está dando mucho juego.

Es un conjunto de 9 cartas con diferentes formas y colores junto con 3 cartas lisas (con 2 lados de diferente color) que es genial para usarlo como invitación a crear composiciones y jugar con las simetrías. Simplemente consiste en superponer unas cartas sobre otras y jugar con el color y las formas. Cambiar de una composición a otra es muy rápido poniendo o quitando una de las cartas, y hay cientos de combinaciones.

Sigue leyendo

DIBUJEMOS NUESTRA SILUETA

Últimamente he oído hablar varias veces de Segni Mossi y en algunos cursos he probado varias propuestas inspiradas en ese proyecto así que pensé que sería divertido hacer un pequeño guiño en casa con los peques. Me apetecía probar con ellos esa integración de movimiento y representación gráfica tan divertida para hablar después de lo que habían sentido. Yo recuerdo sensaciones agradables mientras exploraba los límites a los que me permitía llegar mi cuerpo con pinturas o pañuelos.

Busqué una pared en casa que no tuviese juntas de baldosas, pegué una tira grande de papel blanco y preparé unas bandejas con ceras de colores,como si de una provocación se tratase. En vez de hacerlo con luz natural lo acompañé del retroproyector, porque me apetecía probar la atmósfera que se creaba. Por último, puse música.
A continuación invité a los peques a dibujar nuestras siluetas con diferentes colores y acordaron que ella me dibujaría a mí y él le dibujaría a ella. Pensé que luego me dejarían a mí dibujarle la silueta de él pero me excluyeron totalmente 😉

Sigue leyendo