INVITACIÓN CON FLORES HELADAS

Os proponemos una invitación muy adecuada para experimentar el cambio de estado del agua con elementos de andar por casa.

Preparamos un bloque de hielo con flores, hojas o frutos y lo presentamos con agua, sal y utensilios que permitan romper el hielo. Podéis usar un martillo, una jeringuilla con agua, una pistola de agua, o lo que tengáis a mano.

Para preparar el bloque de hielo simplemente llenamos un recipiente con agua, introducimos los objetos que deseemos y lo dejamos en el congelador unas horas. Os recomendamos utilizar un recipiente que no sea muy alto y que sea más ancho por donde desmoldaréis el bloque para que sea más fácil. Si utilizáis un frasco alto de cristal os costará bastante soltar el bloque de hielo. Un cuenco bajito, en cambio, os servirá perfectamente.

Dejaremos al niño experimentar libremente con el hielo y descubrir por sí mismo que el hielo se derrite con calor (exposición directa al sol), a golpes, con agua, sal y también paciencia

Como veis no tiene ningún misterio pero a los peques les encantan este tipo de actividades porque se produce un fenómeno causa-efecto inmediato y si encima incluimos agua la diversión está asegurada.

Dentro del recipiente podéis meter todo lo que se os ocurra; dinosaurios, animales del mar… Podéis también colorear el agua antes de meter el recipiente en el congelador y darle un toque añadido de color. Hay muchas posibilidades.

Elena.

2 pensamientos en “INVITACIÓN CON FLORES HELADAS

  1. Pingback: NUESTRA COCINA/LABORATORIO (LA CIENCIA) | Inspirados en Reggio Emilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *