¿HABLAMOS DE LA PUBERTAD?

¿A qué edad debemos empezar a hablar de la pubertad y del sexo con nuestros niños y niñas? ¿Hay una edad concreta? ¿Depende del niño o de la niña? ¿Es mejor hablar con ellos en casa o dejamos que lo hablen primero en el cole? ¿Y si les llevamos al médico para que se lo explique de manera más científica…?

El mes que viene mi hija cumplirá 9 años y hace ya tiempo que empezó a realizar preguntas sobre su cuerpo y el sexo, como parte de esa curiosidad suya tan sana que me encanta y espero que no pierda nunca. En general vamos abordando los temas que surgen en función de las inquietudes de cada uno de los peques así que en algún momento ya hemos hablando con ella sobre estos temas pero últimamente veo que su curiosidad aumenta así que pensé que podría ser el momento. El momento de dedicarle TIEMPO, tiempo de verdad, para que no tenga temores ni vergüenza a los cambios en su cuerpo, y para que conozca de antemano y en un ambiente de cariño y protección cómo es la siguiente etapa que vivirá los próximos años, con total naturalidad. Porque dejar la niñez para entrar en la pubertad forma parte de la vida.
Desde ahí surgió esta invitación, un poco atípica seguramente pero la que ella parecía necesitar en este momento. En nuestro rincón de lectura donde leemos cómodas y a gusto sobre tantos temas…

La pubertad y el sexo son temas que en función de cómo hayan sido abordados por nuestros propios padres con nosotros pueden generarnos incomodidades (o no) a la hora de tratarlos con nuestros hijos. En mi casa recuerdo hablar de ellos con mis padres con total naturalidad, y acceder a libros de consulta cuando lo necesité así que mi idea de cómo acompañar a mis hijos en esos temas se asemejaba bastante a eso, aunque realmente no sabía cómo sería cuando llegase el momento.

Una de las herramientas más potentes y accesibles que suelo utilizar para hablar con ellos de cualquier tema son los cuentos así que desde hace tiempo he ido recopilando varios que me parecían interesantes sobre la pubertad y el sexo. Antes de incorporarlos en casa los leo y veo si el mensaje encaja realmente con lo que queremos transmitir porque busco verdad, no cuentos sobre cigüeñas ni fantasías sino verdad, adaptando quizás un poco el mensaje a la perspectiva de la infancia pero verdad.
Hoy os hablo de alguno de ellos. En el título y la foto de cada uno está el enlace afiliado de Amazon pero seguro que podréis encontrarlos en librerías cerca de casa o encargarlos si os interesan.

MÍA SE HACE MAYOR

Un libro genial con una niña (Mía) como principal protagonista que relata en primera persona los cambios que se producen en su cuerpo a partir de los 9 años, sus conversaciones en casa, en el cole, los cambios que ve en sus amigas, en los chicos, la depilación, la menstruación, la ropa interior…

Muy sencillito de leer y con ilustraciones muy divertidas. Mi hija dice que es “súper-guay”. Mientras lo leía sus ojos brillaban y después iba cantando feliz por casa. Lo deboró en una tarde. No os digo más 😉

EL LIBRO ROJO DE LAS NIÑAS
Un libro muy conocido que habla del empoderamiento de las niñas y las mujeres, y de la posibilidad de vivir la menstruación de manera consciente y no desde el dolor o el sufrimiento. Cada mujer es única y valiosísima, y la menstruación es una oportunidad de conectar con nosotras mismas mes a mes. Es la fuente de la vida.
Un mensaje a establecer una sintonía con nuestro cuerpo, a respetarnos a nosotras mismas y a pararnos cuando dejamos de hacerlo.

EL LIBRO DORADO DE LOS NIÑOSUn libro imprescindible para niños pero diría que mucho más para hombres. Muy necesario para eliminar de una vez esas creencias de que los niños y los hombres deben ser fuertes, no tener miedo, ni llorar.Eliminemos esa losa innecesaria de sus espaldas y animemosles a que sientan, la alegría, la tristeza, la vergüenza, el dolor… y que lo pongan en palabras. Que hablen de ello y lo compartan con su entorno sin miedo a juicios. Genial el libro. ¿Por qué pensé que sería bueno que lo leyese mi hija? Porque creo que le ayudará en el futuro a mirar a los hombres desde otra perspectiva, sabiendo que tienen los mismos miedos y preocupaciones que ella.

EL LIBRO VIOLETA
Un libro de la misma colección que los 2 anteriores que ha sido publicado recientemente y habla de la libertad, la fuerza y la valentía. Habla sobre la diversidad sexual y la no imposición de roles de género a nuestr@s hij@s desde que nacen (los colores de su ropa, los juguetes, el corte de pelo..). Sobre la necesidad de disfrutar de nuestras diferencias y rodearnos de gente que sume y no reste en nuestras vidas. Una invitación a sernos fieles a nosotras mismas y no dejarnos influenciar por la opinión del exterior, ni quedarnos al lado de quien no nos acepta. A mi personalmente me ha encantado.
“-No te quedes donde te duela” es una frase que me gustaría que mis hijos recordasen siempre.

EL TESORO DE LILITH
Este cuento lleva varios años publicado y de hecho lo compré cuando mi niña tenía 7 años pero me pareció que aún no era el momento y lo guardé. Ahora sí que lo era. Las ilustraciones (preciosísimas y delicadas) acompañan a un relato metafórico donde se utilizan elementos como árboles, flores o mariposas para hablar de una manera muy bella sobre los cambios en el cuerpo de las niñas, la menarquía, el ciclo menstrual y el placer.
Al final del cuento viene una guía con orientaciones para que los adultos acompañemos a las niñas en el proceso de la pubertad porque está claro que nosotros necesitamos mucha más guía que ellas.

Y aunque inicialmente no había pensado en ello, un día según hablábamos sacamos la arcilla y aparecieron estas figuritas:

Hasta aquí la invitación de hoy. Muy enfocada a mi hija porque es la mayor y le ha tocado primero aunque tengo intención de repetir la experiencia con el peque, si a él le apetece y cuando sea el momento. Me parece muy interesante que los niños conozcan los cambios en el cuerpo de las niñas y puedan hablar de ello con naturalidad. Conocer nuestro cuerpo y nuestros sentimientos ayudará a que nos entiendan mejor y respeten.

¿Qué os puedo contar de cómo la vivió mi hija? Pues aunque al principio yo misma tenía serias dudas de si sería el momento adecuado ahora estoy convencida de que ha sido un acierto. Creo que es la mejor manera que podía haber encontrado para hablar de la pubertad con ella y ha creado una conexión entre nosotras mucho más fuerte de la que siempre hemos tenido. Ahora ella tiene una visión completa sobre cómo es su cuerpo y sobre lo que vendrá los próximos años. Tengo la sensación de que vivirá el proceso con confianza y eso le acompañará toda su vida.

Quedan muchas más cosas de las que seguir hablando pero esta entrada ya ha quedado demasiado larga así que será otro día. Espero que os haya gustado.

Os dejo la referencia de otro libro muy conocido sobre la pubertad que no tenemos en casa pero que estoy segura sería un acierto porque es de los mismos autores de “¿De dónde venimos?”. Éste sí lo tenemos y es un clásico muy divertido sobre educación sexual:

 

Elena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *