EL TALLER- ÁMBITO IMPERTINENTE-

Me gusta mucho cuando Malaguzzi describe al taller como un ámbito impertinente, subversivo y revolucionario. A qué negarlo, me siento cómoda en un lugar así! La tallerista concebida por Loris debía serlo, pensad en una persona insertada en un espacio educativo sin ser educadora, con una fuerte formación y / o vocación artística, actuando como catalizador de procesos estéticos.

Y seguramente ése es el motivo por el cual a las propuestas se les llama provocaciones, algo que viene de un lugar considerado como impertinente,  inadecuado, inoportuno, es algo que  provoca, propicia e invita.

Siempre que pienso en alguien impertinente, me veo a mí misma sacando la lengua, seguramente ese fue el motivo por el que escuché por  primera vez esa palabra.  Así ha quedado grabada en mí. Luego, en la universidad, disfrutando de las clases de postestructuralismo francés, nuestro profesor usaba la misma frase para referirse al hecho de que no debíamos dar crédito, ni razón ni corazón a cualquier cosa escrita o hablada, había que “sacarle la lengua al garante” donde sacar la lengua implica sacarle la palabra y utilizarla uno para decir lo suyo. El garante era y es  aquel que ganarantiza, el que tiene la autoridad para mantener el estatuquismo . Como verán mi relación con la palabreja es amplia y estrecha, nos sentimos cómodas la una con la otra.

Subversivo es aquello que se propone e intentan  cambiar el orden establecido, romper con el status quo y el inmovilismo y revolución nos esta hablando de lo mismo de un profundo cambio en el ámbito que sea.

Modestamente, ésa es nuestra aspiración en los talleres de los sábados, a veces lo logramos a veces no. Las provocaciones se presentan a los niños y en ocasiones debo reconocer que no los cautivan y no les interesa trabajar en ella y se ponen a jugar a otra cosa o se van a correr por el parque, esta bien. Me sacan la lengua… 

Aquí les dejo algunas invitaciones en las que trabajamos:

Como podréis ver, trabajamos sobre soporte de cartón con hojas blancas y negras con pintura fluida para formar formas divertidas y bellas, intente que lo hicieran al ritmo de música clásica pero estaban más interesados en que las gotas no llegaran al borde que en los violines! 

Para finalizar trabajamos juntos en esta bella obra.

La propuesta de las cosas redondas, pintar con todo tipo de cosas que sea redonda o circular, creando composiciones o no con las impresiones sobre las hojas, esta invitación les gusto mucho, sobre todo cuando descubrieron que podían mezclar los colores en cada impresión y ver el efecto que creaban.

Os dejo un fuerte abrazo, un pedido y una invitación: sacadme la lengua y decidme que os ha parecido!. Y la invitación es a ir por la vida, sacando la lengua!

Carolina K.

Un pensamiento en “EL TALLER- ÁMBITO IMPERTINENTE-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *